automatización de procesos en la empresa

 

Empecemos definiendo la adaptación al cambio como la capacidad que tienen las personas para asumir un nuevo entorno sin que esto altere alcanzar los objetivos que se han propuesto con anterioridad. Entonces nos preguntamos.

 

¿Por qué es importante la adaptación al cambio en los procesos de transformación?

El liderazgo de las organizaciones en un proceso de cambio representa un pilar fundamental, debido a que el líder debe tener un alto grado de adaptación al cambio para impactar de manera positiva su entorno laboral y generar un proceso natural de adaptación entre los demás colaboradores y de esta manera transmitir el mensaje: “los cambios son parte de los procesos de transformación y crecimiento de la organización, y los beneficios se verán directamente reflejados en sus labores diarias”.

“Muchas cosas son ahora posibles. Lo único imposible es resistirse al cambio y no evolucionar o transformarse. No obstante, el cambio no tiene por qué ser un proceso duro y extremadamente exigente. Se puede aprender a cambiar.” Michael Hugo

¿Qué problema genera la resistencia al cambio?

Durante la implementación del cambio el problema que nos encontramos es la resistencia al cambio, el temor de las personas a saber que muchas actividades se dejaran de hacer, creando incertidumbre en las personas. Porque al decir la palabra cambio o reestructura automáticamente las personas piensan en desvinculaciones. Es ahí donde hay que comunicar asertivamente la nueva visión de la empresa. Los sentimientos de las personas son:

  • Temor: Sentimos temor frente a lo desconocido o a abandonar lo conocido
  • Incertidumbre: Pensamos en “qué tal si…”
  • Egoísmo: El cambio puede ser bueno para los demás y si no es bueno para mí me opondré a el
  • Falta de confianza: El cambio puede ser visto como una amenaza porque exige nuevas capacidades, habilidades y actitudes

Los estudios revelan de forma sistemática que existe un fracaso de entre el 50% y el 70 % cada vez que se implementan esfuerzos de cambio de todo tipo, puede ser cambio estructural, inclusión de tecnología, brecha generacional, flexibilidad de horarios, equidad de género, etc. Hemos visto que muchas organizaciones han llegado a dominar los aspectos operativos o estructurales del cambio, pero dedican pocos esfuerzos a su componente humano. Para lograr los resultados deseados al adoptar una nueva dirección, sistema o iniciativa, las organizaciones deben combinar las ventajas de la gestión del cambio y el liderazgo del cambio.

 

¿Cuáles son los estilos de cambio de las personas para adaptarse al cambio?

Las personas que mejor se adaptan a los cambios durante procesos de transformación son las que tienen una visión innovadora y prefieren:

  • Cambio que desafía la actual estructura
  • Disfrutan el riesgo y la incertidumbre
  • Desafían las creencias aceptadas
  • Pueden ser vistos como visionarios y de pensamiento sistémico
  • Las políticas no son un impedimento para realizar sus tareas
  • Aparentan ser desorganizados, indisciplinados, espontáneos y no convencionales
  • Pueden ser poco prácticos y perder detalles importantes.

Este tipo de perfiles son los que aportan de manera positiva durante los procesos de cambio, es por ello por lo que sería oportuno que dentro de la cultura organizacional se gestione la innovación y mejora continua de esa forma cuando los cambios sean drásticos las personas puedan estar prevenidas y se encuentren listas para adaptarse a los nuevos retos, estas cualidades se ven reflejadas en la prueba de estilo de cambio, así como el gradual y pragmático.

 

¿y las cualidades de las personas que les cuesta más?

El estilo gradual es al que más le cuesta aceptar el cambio, las cualidades que tienen son las siguientes:

  • Prefiere el cambio que mantenga la actual estructura
  • Se muestran como personas disciplinadas y ordenadas
  • Pueden trabajar con creencias convencionales
  • Les gusta lo que es predecible
  • Pueden aparecer como cautelosos e inflexibles
  • Pueden enfocarse tanto en detalles como en la rutina
  • Honran la tradición y las prácticas establecidas

 

Estilo Pragmático es el que tienen las personas que tienen un nivel medio de adaptación al cambio y sus cualidades son:

  • Prefieren el cambio enfocado a resultados más que a la estructura
  • Son mediadores y catalizadores
  • Aparentan ser personas prácticas, flexibles y condescendientes
  • Son abiertos, (toman en cuenta todas las versiones sobre el argumento)
  • Orientados al equipo
  • Pueden ser percibidos como personas demasiado “políticas” o “indecisas”

¿Cómo podemos fortalecer la adaptación al cambio?

Para fortalecer la adaptación al cambio en cada uno de los estilos de cambio Innovador, Pragmático y Gradual se debe:

  • Informando y comunicando
  • Haciendo partícipes del cambio
  • Brindando facilidades y apoyo a los empleados
  • Realizando negociaciones con los involucrados

¿Si quieres conocer más  ¡Contacta con nosotros y te asesoraremos!