automatización de procesos en la empresa

El auge de las nuevas tecnologías, esenciales en un mundo cada vez más digitalizado, ha traído como consecuencia una profunda transformación empresarial que, entre otras cosas, ha acelerado la necesidad de encontrar soluciones que faciliten una mayor automatización de procesos de negocio (BPA).

En este sentido, la automatización de procesos empresariales requiere la existencia de sistemas tecnológicos capaces de ejecutar determinadas tareas que antes eran llevadas a cabo por seres humanos. Tales tareas inciden, entre otros, en el control y corrección de los flujos de trabajo, generando reportes de todo el proceso. Un aspecto fundamental de la automatización es, a este respecto, la retroalimentación, a través de la que el sistema tecnológico empleado evalúa, compara y corrige en tiempo real, bajo ciertas restricciones preconfiguradas y sin la intervención humana.

 

La automatización programada

La automatización de procesos en la empresa también se puede programar para ser ejecutada solo en momentos puntuales, en función de determinados factores o del resultado de procesos previos. Esto permite a la empresa planificar tareas a futuro.

 

Principales ventajas de la automatización de procesos de negocio

Son muchas las ventajas derivadas de automatizar los procesos dentro de un determinado negocio:

1. Mayor competitividad

  • Para empezar, las empresas que se deciden a implementarlos se colocan en una posición claramente ventajosa frente a sus competidoras, tanto en lo que se refiere a operatividad como a confiabilidad, algo fundamental en un mundo de constante transformación empresarial. 
  • La automatización incide en la reducción de costes operativos, al permitir redefinir las tareas y eliminar aquellas que resulten innecesarias o superfluas.

 

2. Eficiencia operativa

  • Esto conlleva asimismo un ahorro de tiempo, permitiendo que los equipos humanos de la empresa puedan liberarse de tareas repetitivas que antes consumían un valioso tiempo, de tal modo que puedan enfocarse hacia actividades de mayor relevancia que aporten más valor al negocio.
  • Se incrementa asimismo la velocidad en el desarrollo de las tareas y se favorece que los equipos trabajen sin sufrir interrupciones, eliminando la ejecución de secuencias manuales, siempre expuestas a los posibles errores humanos.

 

3. Métricas de calidad

  • Permite, además, realizar análisis más pormenorizados, al disponer en todo momento de información confiable y actualizada, lo que se traduce en un aumento de la productividad y la eficiencia de la organización.
  • Por otro lado, la automatización mejora la colaboración entre los diferentes departamentos de la empresa, al facilitarse el flujo de información y la comunicación entre estos, lo que disminuye los tiempos de acción y respuesta, mejorándose el servicio.

Otra importante ventaja de la automatización de procesos en las empresas es que contribuye a una mejor visibilidad de las oportunidades de negocio, así como a un mayor control de los diferentes flujos de tareas, de tal forma que se sepa siempre qué decisiones tomar en cada paso de la actividad comercial. Esto fortalece el nivel operativo de la empresa, aspecto de suma importancia en unos mercados cada vez más competitivos.

La automatización, por lo demás, puede implementarse tanto de forma física como a través de varios entornos en la nube, lo que incrementa las posibilidades de control y gestión de los procesos.

En definitiva, la BPA agiliza la ejecución de las diferentes aplicaciones, minimiza los posibles errores y contribuye a incrementar la productividad, el rendimiento y en definitiva, el éxito de la empresa.