Aunque puedan parecer conceptos similares, hay una diferencia sustancial entre robotización y automatización. El matiz que todos los expertos destacan tiene que ver con las características del trabajo a desarrollar y del entorno en el que se lleva a cabo. 

La automatización de procesos ofrece fiabilidad y una excelente productividad cuando se trata de trabajar en entornos fuertemente estructurados. Por su parte, la robotización tiene la ventaja de contar con autonomía de decisión, permitiendo trabajar en entornos cambiantes. 

En otras palabras, la elección de un sistema u otro depende de las necesidades operativas. Si se precisa la realización de tareas repetitivas, bastaría con implantar un sistema de automatización de procesos. Por el contrario, si se parte de un entorno cambiante, que necesite tomar decisiones, lo ideal sería una solución basada en robotización.

 

Robotización y automatización en la industria

Cada sector de la industria tiene unas peculiaridades que hacen que sus necesidades difieran sensiblemente. Conocer las diferencias entre robotización y automatización es de gran ayuda para implementar la tecnología más eficaz en cada caso. Un ejemplo muy gráfico de dos sectores con demandas muy dispares lo encontramos en las fábricas frente a los modernos centros de distribución.

Desde hace décadas, las factorías cuentan con sistemas más o menos sofisticados de automatización de procesos. Desde las líneas de envasado en la industria alimentaria hasta el sector automovilístico, los ejemplos son múltiples. Sin embargo, es evidente la diferencia entre estas tareas mecánicas con las labores que se ejecutan en los centros logísticos y de distribución.

Cada vez son más numerosos los almacenes que cuentan con robots autónomos para acelerar el proceso de selección y preparado de envíos. En este tipo de entornos, coexisten numerosos robots que deben moverse de forma autónoma sin colisionar entre ellos. Esto implica contar con sensores espaciales, detectores y sistemas de geolocalización. Es uno de los paradigmas más claros de la aplicación del RPA.

 

Automatización robótica de procesos para un entorno profesional más eficiente

Entre las ventajas que ofrece el RPA está la eficiencia derivada de una tecnología que va más allá de la simple automatización. La robotización no se limita a programar previamente los movimientos o acciones a realizar por un dispositivo.

 Por el contrario, implica un entrenamiento de la máquina, que no solo registra una serie de pasos a ejecutar, sino que también está diseñada para tomar decisiones en función de lo que ocurre en el entorno. Por otro lado, los robots integran también sistemas de comunicación, interacción y respuesta, una diferencia que los distancia definitivamente de los sistemas de automatización.

 

¿Conocías las diferencias entre robotización y automatización? Sigue leyendo acerca de cómo mejorar tus procesos con la automatización robótica o contáctanos para ver cómo podría aplicarse a tu empresa.