El lean thinking o pensamiento lean abarca un conjunto de metodologías de mejora de procesos, donde el desarrollo de las personas se relaciona directamente con la mejora continua del trabajo de las organizaciones.

De esta manera, el lean thinking dispone de un conjunto de herramientas que se utilizan para esos cuellos de botella que ralentizan los procesos y generan ineficiencias en los procesos empresariales.

Como metodologías de mejora de procesos, el lean thinking se plantea eliminar desperdicios como:

  • los defectos
  • esperas innecesarias
  • sobreproducción
  • talento no utilizado
  • extra procesamiento
  • cuestiones relacionadas con el transporte, inventario y movimiento

 

Principales metodologías lean para la mejora de procesos

Ahora, veamos 3 metodologías lean que puedes implementar para mejorar los procesos de tu organización.

 

5S: organizando el entorno para una mayor eficiencia

Llamada 5S por las iniciales de Sort (ordenar-clasificar), Straighten (enderezar), Shine (dar brillo), Standardize (estandarizar) y sustain (sustentar), esta metodología se concentra en la creación de entornos seguros, limpios y productivos como forma de organización orientada a procesos eficientes.

Por lo general se implementa en todo tipo de industrias, desde las orientadas a la fabricación hasta las pequeñas empresas. Resulta bastante útil para promover la seguridad, aumentar la eficiencia del trabajo en equipo, bajar costes y expulsar los residuos en los procesos de creación de valor. Como herramienta, no requiere análisis técnico especial, por lo cual puede ser utilizada por todos en las organizaciones.

 

Value Stream Mapping: una representación clara de los procesos

El Value Stream Mapping es una metodología que permite representar gráficamente el flujo de información y materiales que se necesita para que tus productos o servicios lleguen a tus clientes. Esta metodología se emplea predominantemente en la industria manufacturera.

Este mapeo permite:

  • adquirir información sobre los flujos del proceso y la toma de decisiones
  • identificar desperdicios dentro y entre procesos
  • detectar y priorizar áreas mejorables
  • establecer tareas de mejora medibles

Este proceso de mapeo puede tardar hasta 3 días en completarse, aunque con un equipo adecuado puede realizarse más rápido.

 

Kaizen: exigiendo la mejora constante de los procesos

La metodología kaizen exige la mejora constante en cada área de tu negocio. Para su implementación, se utiliza el ciclo PDCA: Plan, Do, Check y Act, o planear, implementar, analizar los resultados y mejorar. Esta técnica se usa generalmente en los departamentos de gestión, aunque también entre los encargados del control de calidad, analistas de eliminación de residuos y trabajadores comunes.

Se trata de una metodología útil para la mejora de los procesos, de la calidad de los productos y servicios y, por tanto, de la satisfacción de los clientes. También resulta excelente para mejorar la productividad de los equipos y la satisfacción laboral, así como para mejorar la seguridad y los tiempos de entrega.

Se trata de una metodología que implica un proceso continuo que requiere la participación activa de toda la empresa.

Estas son algunas de las más efectivas metodologías de mejora de procesos para el desarrollo de las personas y las organizaciones de hoy. ¿Estás preparado para iniciar tu proceso de mejora?