automatización de procesos en la empresa

Lean office es una metodología de trabajo que se implanta a una empresa para lograr un aumento de la producción, la productividad y la calidad, al tiempo que se reducen los tiempos de producción y se mejora la experiencia de los usuarios y los clientes. Sin embargo, no todas las compañías que se proponen alcanzar la mejora de procesos empresariales lo logran.

El problema radica en que no consiguen entenderse los principios lean fundamentales y, como consecuencia, no se consigue una mejora continua. El proceso de transformación lean requiere tiempo y dedicación; al intentar aplicarlo es fácil perderse en los detalles olvidando las características generales de la metodología.

Para que su aplicación sea exitosa, es necesario tener presente los principios fundamentales del lean office y mantener el compromiso de incorporarlos a cada una de las áreas de trabajo.

 

Principios fundamentales del lean office

En un proceso de mejora de procesos empresariales, deberemos tener en cuenta unos puntos básicos que actuarán como base para organizar y transformar la empresa. No contar con un modelo a seguir incurrirá en errores que evitarán que el proceso se desarrolle con éxito.

Por lo tanto, es de vital importancia conocer y dar a conocer estos principios básicos para que la implementación de los procesos y herramientas lean sea fructífera.

 

Trabajo en equipo

La transformación comienza con el compromiso del trabajo en equipo. Los líderes de un equipo deben construir las bases sobre las cuales operarán las herramientas lean, creando la visión de lo que se quiere lograr y desarrollando la estrategia que permita alcanzar los objetivos de la compañía.

Para no perder de vista la importancia del trabajo en equipo, es recomendable realizar reuniones de trabajo diarias en las que todos los empleados se reúnan y detallen las tareas que cada área deberá realizar. De esta forma, cada empleado conocerá su rol y estará orientado durante el proceso.

Los líderes, por su parte, conocerán el valor que aporta cada empleado ya que las reuniones permitirán realizar un seguimiento de su contribución. De esta forma, se creará un equipo de trabajo valioso y con objetivos claros.

 

Métricas y objetivos

El trabajo en equipo se empareja con el establecimiento de métricas y objetivos. Sin métricas, sería imposible evaluar el trabajo de los empleados y asegurarse de que el camino que se recorre es el correcto. Este camino debe estar dirigido hacia objetivos claros a los que todos aspiren.

Para ello, es importante determinar el método de trabajo que cumpla con las métricas y los objetivos propuestos. Establecer procesos estandarizados es la manera de asegurarse de que el mismo método sea aplicado uniformemente por todos los miembros del equipo para lograr un objetivo común. 

En este sentido, podría ser beneficioso usar el método japonés de las 5S. Esta metodología, basada en la eliminación, el orden, la limpieza, la estandarización y la disciplina, crea un ambiente de trabajo ordenado que elimina los componentes residuales que previenen que se logre la mejora contínua de la empresa.

 

¡Queda atento a nuestra próxima publicación para conocer el resto de principios fundamentales del lean office!