automatización de procesos en la empresa

El mundo vive actualmente una transformación que tiene en las nuevas tecnologías una de sus principales causas. El impacto que el Big Data, la IA o el Cloud Computing han tenido en el mundo empresarial, ha hecho de la transformación digital más que una tendencia, una necesidad.

¿Por qué son tan importantes los procesos de digitalización en curso y cómo se relacionan con los retornos de inversión de las empresas? Veamos.

 

Transformación digital: ¿moda o necesidad?

Según cifras de IDC, para 2021 el PIB europeo estará digitalizado en al menos 40%, lo cual indica que para esa fecha los ingresos generados por las empresas obedecerán en parte importante a la implementación de procesos de digitalización basados en el manejo masivo de datos e información.

De ahí, que en la actualidad el 55% de las compañías europeas contemple la digitalización como un objetivo estratégico, y que ya haya desarrollado alguna iniciativa o servicio digital, aunque desprovisto aún del carácter disruptivo.

Por otra parte, la reducción de costes como producto de la optimización digital de procesos podría alcanzar el 20% en procesos operativos como producción, inventario, calidad, mantenimiento y logística, tal como indica un estudio realizado por Roland Berger.

Dicho estudio también señala que para 2025, la digitalización se traducirá en un incremento de 120.000 millones sobre el valor agregado bruto.

 

Transformación digital y ROI: ¿cómo abordarlo?

Expertos como José Antonio Cano, consultor directivo de IDC, han afirmado la complejidad de medir el retorno de la inversión de los procesos de conversión digital, aunque ya se verifiquen casos de éxito.

No obstante, una clave para deducir la rentabilidad de la implementación digital en los modelos de negocio está en la correcta definición de los KPI, métricas que pueden indicar si se consiguen los retornos de inversión esperados en indicadores como las tasas de conversión o satisfacción de clientes.

Asumir la digitalización se traduce en una significativa mejora de procesos empresariales, que permite convertir grandes cantidades de datos en valor añadido para los clientes, lo cual implica la optimización de productos y servicios, así como de la eficiencia de las campañas de marketing.

 

Digitalización y retorno de la inversión

Datos del informe CEO Outlook 2019 indican que la digitalización ya es una realidad en la cotidianidad de las organizaciones. Asimismo, el 62% de los CEO’s entrevistados afirmó que la conversión digital es su prioridad estratégica.

Ahora, para obtener un rendimiento positivo de esta transformación, puede que el enfoque no tenga que ponerse en el rendimiento de la inversión, sino en la idea de verse entre dos opciones: adaptarse al mundo digital o desaparecer. Es decir, no deberíamos centrarnos tanto en el ROI que conseguiremos con dichas acciones, sino en la adaptación de nuestra compañía al mercado actual, así como en la mejora de procesos empresariales que conllevará la digitalización de la misma.

En conclusión, el ROI de la digitalización puede medirse mejor, más que en un KPI, por los beneficios que trae en materia de eficiencia y agilidad.

¿Tu empresa se encuentra en un proceso de transformación digital? Contacta con nosotros y veremos cómo podemos ayudarte a maximizar los resultados.