La importancia de la digitalización en la educación es evidente desde hace años. Sin embargo, la situación que ha provocado el Covid-19 ha puesto en valor la transformación digital en todo el mundo. Gracias a internet, millones de personas han podido trabajar, ver a sus seres queridos, viajar por el mundo sin moverse de casa y asistir a clases onlineque han permitido a millones de jóvenes seguir su formación a remoto.

Esta necesidad tecnológica ha acelerado la digitalización de muchos sectores que aún estaban planeando cómo debían adentrarse en el mundo digital. Uno de ellos ha sido la educación.

Desde Strategying, expertos en la transformación digital, creemos que las instituciones educativas están ante un nuevo reto que les conducirá hacia no solamente una aceleración de sus procesos de digitalización, sino también hacia una educación inmersiva, con viajes en el tiempo a través de la realidad virtual aumentada y mixta para construir, poco a poco, una educación híbrida entre el mundo digital y la enseñanza tradicional.

Principales ventajas

Las tres principales ventajas de la transformación digital en la educación son:

Mejora en la experiencia de aprendizaje

Si hay algo que la transformación digital puede aportar a la educación es la integración de herramientas digitales dentro y fuera del aula, lo que se traduce en un aumento y disposición de recursos para enseñar y aprender de una forma más interactiva y eficaz.

La digitalización de las instituciones educativas

La transformación digital posibilita que los centros puedan hacer un seguimiento más detallado tanto del equipo docente como de los propios alumnos.

Adaptación a todos los escenarios

La digitalización permite educar a los niños en todos los escenarios posibles. Durante el confinamiento, la mayoría de los alumnos han podido continuar sus clases a través de aplicaciones móviles, videoconferencias y libros digitales.

La digitalización en la educación no solo ayuda a las instituciones a formar a sus alumnos con las herramientas que necesitarán en un futuro, sino que permite a muchas organizaciones crear sus propias escuelas digitales; una nueva tendencia al alza.